Cómo convencer a tus padres de que hacer masajes es lo mejor que te puede pasar

Cómo convencer a tus padres de que hacer masajes es lo mejor que te puede pasar

Los padres son los padres, y tengas la edad que tengas, siempre van a opinar sobre tus decisiones, y si eso involucra un cambio de vida y especialmente un cambio en tu vía de ingresos, prepárate! En este post te cuento cómo convencí a mis padres de que para mí, hacer masajes era lo mejor del mundo.

Érase una vez…

Para empezar, tengo que decir que para la época en la estaba por entrar en conflicto con el universo, trabajaba para una oficina del Estado en Argentina, de hecho, una de las oficinas que más recaudaba ya que disponía de los fondos de jubilaciones y pensiones.

Eso significaba que mi sueldo, por lo menos durante los últimos años, fue bastante bueno. Y hay que agregar además que se trataba de un trabajo estable. Por lo que podría haber dispuesto de un flujo constante de ingresos por el resto de mi vida.

Pero había un pequeño detalle… no era feliz. Podrían pagarme el mejor sueldo, darme las mejores condiciones, todas las vacaciones pagas que quisieran, pero yo no era feliz.

Y es que simplemente el trabajo de oficina me resultaba no solamente tedioso sino agobiante, frustrante y estancado. ¿Cómo podría vivir así? Sentía que me asfixiaba, y cada día de mi vida, aunque suene paradójico, agradecía a Dios por poder tener medios para mantenerme, pero le suplicaba que me sacara de ese “infierno” que representaba la oficina.

Cabe aclarar también que por aquella época ya venía formándome y ejerciendo como masajista, al principio a domicilio, luego en un gabinete que monté en mi casa, cuando salía de mi trabajo.

Si bien la cosa no me iba espectacularmente bien, poco a poco iba creciendo, y a cada paso, más sentía que mi misión en la vida era hacer masajes, y no quedarme confinado a un box con un ordenador y resolviendo problemas de gestión de trámites ad eternum.

El comienzo del fin

Eso dio lugar a que un buen día (luego de una profunda depresión de la cual salí gracias al apoyo de mi mamá, mi abuela, y los remedios florales del Dr. Bach), me decidiera a anunciar oficialmente mi cambio de rumbo.

Estábamos en una mesa familiar mi padre, mi hermana mayor y su novio (ahora su marido). Entonces, en un impás que consideré apropiado para mi anuncio les dije: “Familia, tengo que decirles que el 31 de diciembre de este año (2007) dejaré la Administradora Nacional de la Seguridad Social”.

La atmósfera, que hasta el momento había sido bastante cálida, de repente se tornó ambigua: por un lado yo sentía que por primera vez acariciaba mi libertad, por otro, mi padre que parecía que le iba a dar un ataque, y por el otro, mi hermana y mi cuñado, que simplemente no sabían qué pensar o qué decir.

Debo confesar que durante bastante tiempo mi padre, aunque siempre se había mostrado abierto y comprensivo con mis cosas, esta vez le resultaba demasiado.

Y es que él vivió y creció en otra época, otro mundo. En su mundo lo más importante era sobrevivir (pasó una infancia de carencias en los suburbios de un pueblo perdido en Paraguay), así que el bien más preciado que esperaba para sus hijos era la estabilidad económica.

Sin embargo, en estos tiempos eso que llaman “estabilidad” solo existe en las películas de ciencia ficción. Ni el egresado de la mejor universidad del mundo puede tener la seguridad de mantener su puesto, y eso se refleja en las cifras de desempleo…

Pero mi intención no es hablar de la crisis, sino de cómo convencí a mis padres de que hacer masajes era lo mejor para mí.

Muy bien, vamos por partes:

Mi abuela

Mi abuela fue la primera que notó que algo en mí no andaba bien. Así que no solo no tuve que convencerla de lo que iba a hacer, sino que ella misma me incentivó. Sabía que había llegado a un punto de inflexión, donde solo podría salir del pozo si tomaba una decisión.

Mi mamá

fotos0002 (4)A mi mamá tampoco tuve que convencerla mucho, ella también “olía” a la distancia (estaba viviendo en País Vasco en ese entonces) que solo un gran cambio podría alejarme de un futuro oscuro.

Mi papá

Si bien puedo decir que siempre he gozado de una excelente relación con él, esta vez la cosa parecía ser demasiado.

Todo este tema de dejar un empleo “seguro”, con un sueldo “estable”, y con “buenos” ingresos, era algo que definitivamente escapaba a su buen juicio.

Así que me puse  a idear un plan para que mi partida hacia la “inseguridad con el masaje” dejara de ser tema de conversación 1188_1067873891071_1378_nconstante, y a la vez dejara tranquila su mente preocupada.

Como mi padre es un hombre de negocios y muy rápido con las matemáticas, lo que hice fue  un esquema en el que le mostraba cuánto podría ganar si hacía unos cuantos masajes por semana. En otras palabras, le hablé en su propio lenguaje. Le mostré también lo que estaba ganando como empleado público, y el efecto surgió al instante.

Cuando vio que los números reflejaban una suma considerable trabajando mucho menos que las 40 horas semanales que me separaban de mi libertad, la cosa comenzó a tener sentido y en poco tiempo pasó de la preocupación a la relajación y al apoyo.

Claro, lo que no le conté a mi padre en ese momento era que no tenía ni idea de cómo implementar esa estrategia para tener las nosecuántas terapias por semana, pero eso ya forma parte de otra historia

Para resumir

Creo que el corolario de este relato es que creo y sostengo con mi propia experiencia, que el seguir tu corazón con lo que sea que te motive (en este caso el masaje tailandés!) es la mejor elección que puedes realizar en tu vida.

Como yo, puede que al principio tengas en contra a familiares y amigos, pero si apelas a:

  • Que aquello por lo que vas te hará feliz (en lugar de argumentar que haces lo que haces porque se te canta las narices).
  • Que si haces lo que realmente te gusta muy probablemente termines convirtiéndote en un experto requerido por muchos (= ahí tienes el trabajo asegurado papa!).
  • Que sientes una vocación muy profunda y que eso te hará sentir que cumples con tu misión de vida…

Entonces no habrá familiar ni amigo ni nadie que resista tu iniciativa. Más bien, comenzarás a encontrar apoyo probablemente en las mismas personas que antes te contrariaban. Pero lo que es más importante, la vida misma se abrirá a tus pies.

Querido amigo/a, quisiera saber qué te parece mi historia. ¿Te resuena o te ves reflejado de alguna manera? Comparte con nuestra comunidad así nos enriquecemos todos, más abajo, en la sección de comentarios. Gracias!

About the Author

Terapeuta y Maestro de Masaje Tradicional Tailandés. Director de Shivathai.

Leave a Reply 17 comments

Carlos - 25/06/2013 Reply

Muy inspirador! 🙂

Recién acabo de vivir algo muy parecido. Lo pasé bastante mal al «dar explicaciones» a mi familia de por qué tomaba mi decisión, y fue curioso porque acabaron por apoyarme más de lo que yo esperaba. Eso sí, cuantas más generaciones te separan de alguien, más difícil es que entiendan tus motivos para haber decidido anteponer tu vocación a la búsqueda de un trabajo más convencional y estable (inexistente hoy en día).

Da esperanza ver que tú has podido hacerlo y que puedes ganarte el sustento haciendo lo que te gusta

Un saludo!

    César - 25/06/2013 Reply

    Muchísimas gracias por compartir Carlos. Es así, el que lucha y persiste al final tiene recompensa. Saludos!

aleix1976 - 25/06/2013 Reply

Veo que a todos nos pasa lo mismo… Yo lo hice igual, durante la comida y aprovechando el intermedio de Los Simpsons digo… «voy a dejar mi trabajo y voy a dedicarme al yoga… voy a vender el piso y voy a aprender masaje tailandés… en Tailandia…». Hubo un silencio que rompió mi hermano diciendo… «Tu eres tonto…». Mis padres se tragaron muchas cosas de las que pensaban y me preguntaron si estaba seguro. Ahora me ven feliz e incluso me apoyan y están orgullosos. El caso es que nuestro padres siempre miran por nuestra estabilidad y seguridad económica… lo que ellos traen en sus mentes de fábrica, sin pensar que no somos felices. Suelen querer para nosotros lo que ellos no tuvieron sin pensar que puede que no sea lo que nosotros queremos. En fin, que cada uno siga los dictados de su corazón hacia la felicidad sin importar las opiniones externas y si nos equivocamos que no sea porque no lo hemos intentado. Om Shanti.

    César - 25/06/2013 Reply

    Maravilloso Ezequiel, muchas gracias por compartir tu historia personal. Un abrazo!

Alberto - 25/06/2013 Reply

Hola César, yo estoy viviendo una época de mi vida en la que me resuena bastante todo lo que comentas en este artículo. Por eso te agradezco que compartas tu experiencia. Ayuda y mucho!

    César - 25/06/2013 Reply

    Gracias a tí Alberto. La cuestión es que la vida nos pone en situaciones donde debemos decidir y pasar pruebas. Creo que la perseverancia nos conduce irremediablemente hacia el éxito. Un abrazo Alberto!

Pita - 25/06/2013 Reply

Hola César, gracias por compartir tu experiencia y mostrarnos la seguridad que hubo en tí para decidirte a cambiar de vida pero, ¿que hay cuando a la que tienes que convencer, hacerle creer que si se puede hacer un cambio y buscar otro tipo de “seguridad”, es a una misma?
Saludos!!

    César - 25/06/2013 Reply

    Oooohh, excelente pregunta Pita! Pues, creo que en ese lugar, lo mejor es comenzar de a poco y ver qué se manifiesta. Yo empecé a hacer masajes mientras trabajaba en la oficina. El hecho de tener que poner tanto esfuerzo en salir a hacer masajes después de 8 horas de duro trabajo, me dio la pauta de que realmente tenía que dar el paso. Otra ventaja fue la terrible depresión que pillé. Verás, cuando la vida te acorrala, o te mueves, o te mueves. Si hubiera tenido algún tipo de comodidad, tal vez nunca me habría decidido. Pero llegué al punto de no apreciar la vida para sentir la necesidad de cambiar.
    Creo que lo mejor que uno puede hacer para convencerse es estudiarse a uno mismo, nuestras motivaciones, y por sobre todo, tener mucha fe en que una fuerza superior a nosotros nos envuelve y nos empuja cuando decidimos hacer algo que nos beneficiará a nosotros y al resto del mundo. Es como si una red invisible te contuviera, aunque no la podamos ver. Eso no significa que no haya dificultades, pero cuándo no hay dificultades?

Juan miguel - 25/06/2013 Reply

Hola Cesar: de antemano quiero agradecerte y felicitarte por el gran trabajo que haces, soy gran admirador tuyo. me gustaría mucho que haya alguien en mi país que enseñara este arte tan hermoso que es el masaje tailandes. ya que en mi ciudad o país (pereira Colombia) no hay o si las hay son muy pocas las personas que puedan realizar este tipo de capacitación o cursos como los que dictas. me gustaría muchísimo poder tener algún contacto contigo y aprender de ti, ya que soy esteticista maso terapeuta y apenas inicio en este camino.
es una historia similar a la que contaste anteriormente ya que yo también trabajaba en una empresa muy solida y grande de mi región, también trabajaba en contabilidad y era un martirio para mi pasar los meses y años y no sentir que estaba cumpliendo con mi propósito de vida.
Decidí al fin realizar el cambio de carrera y seguir mi corazón y entre en el mundo de la estética y aquí se aplica todo lo que corresponde a terapia manual. soy gran aficionado y apasionado del quiromasaje y del tailandes, pero como te decía aquí en mi región no encuentro a las personas o no hay las personas que compartan este conocimiento o capaciten en este tipo de masaje que es el original o el abuelo de todas las terapias manuales que existen en el mundo.
pero bueno doy gracias al ser supremo y a ti por tener este tipo de medios y darnos tus artículos y vídeos que son maravillosos para mi, y aprendo mucho con ellos.
Cesar gracias de nuevo por tu trabajo tan maravilloso y me gustaría mucho tener algún contacto contigo y poder encontrar la forma o manera de ser dicipulo tuyo.
un abrazo desde Pereira Colombia.

    César - 25/06/2013 Reply

    Muchísimas gracias Juan Miguel, realmente cuando leo testimonios así, me dan la fuerza para seguir en este camino de difusión que estoy llevando a cabo. Mira, yo alguna vez también estuve así, estaba un poco perdido en Buenos Aires, pero créeme, cuando estás preparado, los maestros llegan. En este caso es un honor que te pueda servir de inspiración. Y sí, podemos estar en contacto amigo mío. Un abrazo desde el corazón.

Walter - 26/06/2013 Reply

Hola Cesar,

En primer lugar te felicito por compartir parte de tu vida con todos, y me da gusto la labor que llevas acabo.Eso anima a muchos que como yo estamos empezando , sabiendo que nada es fácil en esta vida y que poco a poco se logran aunque muchas personas no compartan tus ideas ya que mas ven el lado monetario y no ven desde el punto de vista interior,claro que el dinero es fundamental en nuestras vidas, pero la mayor satisfacción es ayudar a muchas personas que recurren a nosotros en busca de ayuda y alivio en sus malestares, que mayor satisfacción que sentirte interiormente reconfortado por lo que hacemos.

Un abrazo desde Peru y espero algún día te animes a dictar un seminario por estos lares.
Saludos !!

    César - 26/06/2013 Reply

    Muchas gracias Walter. En efecto, sobre todo, creo que lo más difícil es lanzarse, pero si uno disfruta ya el hecho de poder ayudar a los demás, con tiempo y perseverancia el dinero también llega. Un agrazo gigante. Seguramente volveré a Perú, fui en el 2007 y me encantó.

Cómo cambié de trabajo gracias al masaje thai - 17/07/2014 Reply

[…] entonces, he pasado por mil situaciones difíciles, me enfrenté a mi famila, viví el desamparo, la falta de dinero, de trabajo, de afectos… Pero después de cada prueba […]

4 pensamientos de poder para masajistas y aspirantes - 16/09/2015 Reply

[…] embargo, a veces puede que aunque sientas que tienes el mejor empleo del mundo, las cosas no te salgan del todo como imaginabas. Y es que el oficio de masajista, como cualquier […]

Tres reglas para ganarte la vida como masajista thai - 05/12/2016 Reply

[…] el artículo “Cómo convencer a tus padres de que hacer masaje es lo mejor que te puede pasar” hablaba de cómo me gané la confianza de mi padre para me apoyara en mi idea de dejar una […]

Claudio - 17/01/2017 Reply

Gracias por el mensaje, muy motivador!

    César - 18/01/2017 Reply

    Gracias Claudio! Me alegro que te haya sido útil, esa era la idea.

Leave a Reply:







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies