Cómo tratar con clientes que no te gustan (segunda parte)

Cómo tratar con clientes que no te gustan (segunda parte)

Esta es la segunda parte de nuestro testimonio sobre cómo tratar con clientes que no te gustan. En esta oportunidad veremos las dos categorías que nos quedaban: los clientes que cancelan, y los que buscan “final feliz”.

Vivir ayudando a los demás es realmente una bendición. Dejar de lado el “establishment” y seguir mi intuición para convertirme en terapeuta ha sido sin lugar a dudas lo mejor que he hecho en mi vida. El ejercicio como masajista me ha dado muchas más alegrías de lo que había podido imaginar. Sin embargo, he tenido (y sigo teniendo) contínuas lecciones en forma de clientes que preferiría evitar.

Seguimos pues, con las categorías de clientes con las que no nos gusta trabajar:

Los clientes que cancelan

De un tiempo a esta parte, me he dedicado bastante a trabajar con embarazadas, así que suelo ser bastante elástico con respecto a las cancelaciones (muchas de ellas asisten al gabinete hasta la última semana de embarazo).

Por otro lado, si hablamos de clientes que no están en una situación especial como esta, lo que te diría es que te fijes bien de qué cliente se trata, y si la situación se repite, especialmente si las cancelaciones se dan a último momento, o si ni siquiera te avisa.

Aquí lo que debes hacer es explicar que las cancelaciones se deben dar preferentemente con por lo menos 48 horas de antelación, de manera que tengas tiempo para darle su turno a otra persona. Si la cosa se repite, yo evaluaría la posibilidad de no pasarle más citas.

Los clientes que buscan “final feliz

Me he reservado esta categoría porque son los que me disgustan de verdad, y con los que más he encontrado difícil trabajar.

Seas varón o mujer, alto o bajo, joven o mayor, siempre está la posibilidad de encontrar a este tipo de clientes que buscan un “servicio extra” con su masaje.

Ante esta situación, en primer lugar lo que te aconsejo es que mantengas la calma y veas las reacciones de tu cliente.

Hay varias formas en las que el cliente puede dar a entender que quiere algo sexual con su masaje. Puede hacerlo verbalmente o tratando de tocarte.

Si lo hace verbalmente, lo que debes hacer es ponerte firme y explicar clara y serenamente que no das ese tipo de servicios.

Si lo hace tratando de tocarte, puedes sostener fuertemente su mano contra el futón (o camilla si no estás trabajando con masaje tailandés), de manera que entienda que bajo ninguna circunstancia puede o debe tocarte, y que lo que busca simplemente no tendrá lugar. También puedes decírselo explícitamente, de forma que no quede lugar a dudas.

Si la cosa continúa, simplemente, tienes todo el derecho de no seguir con la sesión, y pedirle a tu cliente que se retire.

Si bien este tipo de personajes suele llamar a todo tipo de establecimientos, incluso los serios, de todas formas te recomendaría que te fijes bien dónde te publicitas. Usualmente los periódicos no son un buen lugar para hacerlo, aun si te tomas la molestia de aclarar que tus servicios no son sexuales.

Conclusión

El trabajo como masajista es realmente enriquecedor, las personas vienen a nosotros por placer o para resolver algún inconveniente, y nosotros hemos de usar todas nuestras herramientas para ayudar. No obstante, como todo trabajo con gente, debemos aprender a manejar situaciones que muchas veces nos son indeseables.

Ante tales circunstancias,  hemos de obrar inteligentemente, sabiendo mostrar nuestro más absoluto profesionalismo y comprender, que las situaciones que más nos desagradan, usualmente son las que más nos enseñan.  Así pues, encara al peor cliente con la mejor cara, y aprende a ser cada día un mejor terapeuta, y mejor ser humano.

Y tú, ¿qué categoría de clientes te molesta más?

About the Author

Terapeuta y Maestro de Masaje Tradicional Tailandés. Director de Shivathai.

Leave a Reply 1 comment

Cómo dar masajes sin morir de cansancio en el intento - 23/05/2013 Reply

[…] más nos gusta termina resultándonos difícil y hasta poco agradable. En otro artículo te contaba cómo tratar con clientes indeseables, en este te contaré cómo dar masajes aun cuando te faltan fuerzas, y  salir airoso en el […]

Leave a Reply:







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies