Aprender masaje thai en la tercera edad

Aprender masaje thai en la tercera edad – Entrevista con la terapeuta Rosa Jiménez

Si crees que no vale la pena comenzar a aprender a hacer masajes porque piensas que ya se te fue el tren, espera a ver la historia de Rosita, alumna entusiasta y emprendedora que a sus 69 sigue disfrutando del arte de hacer buenos masajes.

Todo comenzó un caluroso día de verano…

Aquí Rosita en plena práctica de masaje thai

Aquí Rosita en plena práctica de masaje thai

Era el año 2013, la confirmación de la asistencia de María Rosa Jiménez  al curso intensivo de verano de masaje thai había sido por correo electrónico, y en aquella época no hacía muchas preguntas a mis nuevos alumnos.

Así que cuando llegó el primer día de clase y estábamos allí reunidos en la sala donde estaba a punto de tener lugar la formación, debo decir que me sorprendió ver a esta mujer mayor.

No es que tuviera mal aspecto, solo que hasta ese momento nunca había tenido en clase a alguien de edad y realmente quería estar a la altura.

Rosita, quien me dejara asignarle el alias de «Rosa la maravillosa», tenía 66 años al momento de aventurarse a nuestro curso.

Bajita, delgada y con una cabellera colmada de rulos platinados, Rosita nos enseñó a todos que no hay edad para hacer lo que te gusta.

Y lo demostraba cada día con su sentido del humor y curiosidad salidas del más profundo entusiasmo por aprender y absorber todo como una esponja.

Pero me gustaría que conozcas a Rosita desde sus propias palabras, ya que ha accedido muy amablemente a compartir su historia con nosotros.

Entrevista a Rosita

César: Rosa, ¿cuándo decidiste formarte en masaje tailandés?

Rosa: Hace tres años, en 2013, estaba  visitando a mi hermana mayor en Barcelona.  Tenía en la cabeza aprender hacer masajes costase lo que me costase y así poder dar luz a la ilusión de mi vida.  Siempre había esperado el momento en que mis hijos estuvieran ya fuera de casa y poder estar libre con una base fija done residir.  Toda mi vida, por causa del trabajo de mi marido,  estuve sujeta a vivir de un país a otro y por esta razón, no pude tener un trabajo y realizarme como mujer independiente.

César: ¿Qué te llevó a elegir esta técnica?

Rosa: Mi hermana mayor Nuri, era fan de tu blog y al contarle de mi decisión de aprender el arte del masaje, me comenzó a mostrar tus videos.  Desde mi juventud he sido una practicante y enamorada del yoga y al ir observando las imágenes del masaje thai se me abrió el cielo a mis 66 años de edad.  Finalmente había encontrado la manera de poder hacer sentir a los demás lo que yo siento al ejecutar mis posturas.   Entonces, sin pensármelo dos veces, me lancé al apasionante juego de recibir mientras estoy dando.

Abajo a la izquierda, Rosa, con camiseta blanca, en la promoción del curso de verano de masaje thai 2013.

Abajo a la izquierda, Rosa, con camiseta blanca, en la promoción del curso de verano de masaje thai 2013.

César: ¿Hubo algún momento en el que pensaras que no lograrías aprender bien o que te resultaría difícil?

Rosa: Sí, César.  Hubo muchos momentos en que pensé que no sería capaz de hacerlo bien.  Momentos en que lo veía todo negro, y sentí mucho miedo.  Los años me enseñan constantemente que confiar es maravilloso, que mirar al miedo y a pesar de todo confiar y caminar hacia él, es la manera de pasarlo.

César: ¿Qué obstáculos tuviste que superar para lograr convertirte en terapeuta?

Rosa: Tuve la dificultad de la edad.  Todo parece más fácil cuando eres joven.  También la gente parece preferir a un terapeuta joven y he necesitado demostrar que valgo a pesar de la edad que tengo.

César: Al día de hoy, ¿cómo ha evolucionado tu práctica de masaje y en qué te ha ayudado el masaje thai?

Rosa: Haciéndome más feliz y aceptándome más y más como soy. El masaje thai me ha ayudado a sentir en mi cuerpo, el cuerpo del receptor.

César: ¿Sigues ejerciendo? Dónde?

Rosa: Sí.  Ejerzo en casa.

César: ¿Alguna historia de éxito que quieras compartir?

Rosa: El éxito de mi historia, la de conseguir ver realidad lo que me propuse un día y darme cuenta que nada es imposible, por difícil que parezca, si uno persevera.

Curiosidades de Rosita

Rosa ejecutando maniobras de masaje thai mientras yo guiaba la práctica.

Rosa ejecutando maniobras de masaje thai mientras yo guiaba la práctica.

Todavía recuerdo que aquel verano del 2013, cuando terminamos el curso y pedí feedback a los alumnos, Rosita me confesó que el primer día tuvo una sensación de «dónde me habré metido?», pero que con el transcurrir de las lecciones y los momentos compartidos, todo fue teniendo sentido.

Algo que me encantaba de ella era que siempre estaba radiante, y con cada maniobra nueva se le escapaba un «uy qué divertido!», sí, Rosa tenía la frescura y el entusiasmo de un niño al que le enseñan un juego nuevo.

También pude apreciar que aprendía con mucha velocidad, así que por dentro me preguntaba hasta dónde llegaría con lo que le estaba enseñando.

Rosa me contó que actualmente vive en Portugal y sigue atendiendo clientes en su casa, combinando el masaje thai con masaje en camilla.

¡Bravo Rosita!

Un ejemplo viviente de que realmente la edad está en la mente, y de que la vida siempre te da una oportunidad, solo hay que tener paciencia, estar atento e ir a por ello!

Y tu, ya empezaste a vivir tu sueño?

Déjame un comentario más abajo para saber qué te ha parecido la entrevista.

Y si hasta ahora estabas dudando de dar ese paso a convertirte en masajista thai y la historia de Rosita te ha tocado de alguna manera, pasa a ver nuestros próximos cursos en Barcelona.

Nunca es tarde para realizarte como persona.

Que Dios te llene de bendiciones.

About the Author

Terapeuta y Maestro de Masaje Tradicional Tailandés. Director de Shivathai.

Leave a Reply 12 comments

Jose Luis Fernandez - 14/04/2016 Reply

Gracias Cesar, nunca es tarde para empezar

    César - 14/04/2016 Reply

    Así es José. Saludos!

RAUL - 15/04/2016 Reply

EXCELENTE ENTREVISTA A ROSITA Y COMO DICE ELLA NUNCA ES TARDE PARA COMENZAR EN VERDAD LO FELICITO AMIGO CESAR , SALUDOS RAUL DE VENEZUELA…

    César - 18/04/2016 Reply

    Gracias Raúl!

Eva Luque - 17/04/2016 Reply

Me ha encantado leer la historia de Rosita, es maravilloso tener ilusiones, la edad no es obstáculo, mientras hay vida todo es posible si uno se lo propone, y adaptándose a uno mismo.
Felicidades Rosita!! Todo un ejemplo!!
Un abrazo!

    César - 18/04/2016 Reply

    Qué bueno Eva, la verdad que Rosita es un gran ejemplo para todos.

Diana Garcés - 19/04/2016 Reply

Maravillosa la historia de Rosa y cómo siguió adelante con lo que le pedía su cuerpo sin importar la edad. Como dicen por ahí, la edad es solamente un número.

Y es que seguir lo sueños no es sencillo y es bueno descubrir que podemos hacerlo sin importar la edad que tengamos. Algo que muchas personas olvidan y se creen o demasiado jóvenes para soñar en grande o demasiado viajas para perseguir los sueños y ninguna de las dos opciones es correcta (según mi experiencia) 🙂

Gracias por este compartir César, como siempre genial 🙂

    César - 19/04/2016 Reply

    Totalmente Diana, gracias por tu aporte. Saludos!

Maricela Poueriet - 20/04/2016 Reply

Me ha encantado la entrevista y sobre todo me identifico mucho con Rosita, pues tambien me ha tocado un poco eso mismo, ya que me inicie como masajista a una edad avanzada y de cierta manera tenia tambien mis temores a ser rechazada por la edad. Me alegro el dia leerte Cesar! Gracias pronto estare en uno de tus cursos de masaje thai!

    César - 20/04/2016 Reply

    Genial Maricela, seguro que hay muchos más casos así.

María Jesús - 17/04/2017 Reply

Muchas gracias a los dos César y Rosita. Yo tengo 50 años, trabajo en una oficina, nada que ver con masajes sin embargo, hace casi dos años empecé a hacer cursos, tengo una modesta base sobre masaje relajante y descontracturante, practico poco y sólo con familiares. Ahora estoy descubriendo el masaje thai contigo César. No sé si alguna vez pueda dedicarme a esto y dejar mi trabajo, a veces los cambios no son tan fáciles. Ojalá yo pueda contaros alguna vez una historia como la de Rosita. César, muchas gracias por compartir, por tu generosidad y por tu intención.

    César - 18/04/2017 Reply

    Qué bueno María Jesús, muchas gracias por tu comentario, me alegra saber que esta publicación te ha inspirado.

Leave a Reply:







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies