El círculo de la vida, concepción thai de la medicina

El círculo de la vida, introducción a la concepción tailandesa de la medicina y la salud

El círculo de la vida formula un verdadero paradigma holístico. En él, se reconocen diferentes aspectos de nuestro ser a la hora de intervenir en el curso de evolución de nuestra salud y también en la prevención.

En este esquema, contamos entonces con tres figuras que formarán parte inherente de nuestra vida por siempre: el cuerpo, la energía, y la chita. El cuerpo se refiere a la parte física, nuestros tejidos, aparato óseo, órganos, etc; cuya terapéutica involucrará a la medicina herbal y dietética. La energía es la fuerza invisible que alimenta todas nuestras funciones; para su restablecimiento nos valemos del nuad boran (masaje tailandés en idioma tai), que a través de sus estiramientos y trabajo digitopuntural, devolverá e incrementará el aliento de vida a las líneas sen, o conductos por el cual fluyen. Finalmente la chita, que en la literatura budista muchas veces se traduce como mente-corazón, se refiere a nuestros procesos internos no mesurables pero reales y existentes, como la memoria, las emociones, la intuición, el intelecto, etc. También podríamos definir a chita como “conciencia”, y la actividad orientada a su tratamiento: “espiritualidad”, que en Tailandia va de la mano de la práctica budista e hinduísta.

Bajo este modelo, las tres partes o esencias están interrelacionadas, y por lo tanto un tratamiento integral requiere una acción desde todos los ángulos. Un traumatismo puede acarrear mal humor (por ende afectar a chita), y provocar una disminución de energía. A su vez, una falta de energía puede acarrear un estado de apatía (que perjudica a chita), y derivar en una patología física. De la misma forma, un shock emocional es capaz de devenir en una caída de energía, que luego puede dañar órganos internos. Es por ello que en la tradición médica de Tailandia los recursos para recuperar y mantener la salud involucran estos tres ámbitos de manera equilibrada.

El mensaje que esta perspectiva nos está brindando es que tanto el nivel físico, como el energético o el espiritual son importantes, y por lo tanto, debemos darle igual relevancia. Y dado que toda enfermedad afecta estos tres campos, todo proceso de sanación debe involucrar tres tipos de cura. En el círculo de la vida, no existen partes separadas, la salud se alcanza al contemplar una perspectiva más amplia y acabada, que no atiende a las meras manifestaciones de un síntoma, sino a un conjunto de relaciones que constituyen una unidad.

Si te gustó el artículo, ayúdame a difundir este concepto de una medicina más completa y comparte en tus redes. Hasta la próxima!

About the Author

Terapeuta y Maestro de Masaje Tradicional Tailandés. Director de Shivathai.

Leave a Reply 2 comments

Cómo hacer tu propio bálsamo thai - 20/03/2012 Reply

[…] de los pilares de la medicina tradicional tailandesa es el masaje, pero también lo es el uso de hierbas medicinales. En este artículo te mostraremos […]

Terapias Naturales: Reiki y Masaje Tailandés - 28/10/2013 Reply

[…] fin y al cabo, el masaje thai es considerado una técnica energética según los pilares de la medicina tradicional tailandesa. Y en ambos paradigmas se entiende el origen de la enfermedad como un bloqueo energético, que […]

Leave a Reply:







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies