No seas un masajista barato

No seas un masajista barato

En este post quiero hablarte de cómo el precio que decides cobrar influye no solo en tu carrera y autoestima, sino también en la salud de quien recibe el tratamiento.

En cierta oportunidad estaba hablando con un amigo acupunturista que me contó lo que le había pasado en su consulta.

"César, cuando terminé mis estudios de medicina china, quería ofrecer precios populares, muy accesibles para que el dinero no fuera un problema para la gente que normalmente no se puede permitir este tipo de medicina natural.

Así que monté mi gabinete, y cobraba solo €25 la sesión.

¿Sabes lo que pasó?

Nada, nada de nada, la gente simplemente no venía.

Después de un tiempo de estar así, decidí cambiar de estrategia y empezar a cobrar €50, que es un precio más estándar por donde yo estoy.

De repente la gente empezó a venir, ¡y de hecho se me llenó la consulta!

¿Cómo es esto posible? ¿Tú te lo crees?"

"¡Claro que me lo creo!"- respondí yo.

Para entender lo que ha pasado con mi amigo hay que saber que:

1-El precio es absolutamente subjetivo.

2-La mente humana acepta o rechaza no tanto por el valor que puede llegar a recibir sino más bien por la percepción de valor.

3-El precio es una de las variables que más influyen en esa percepción de valor.

El precio en tu energía y tu autoestima

Si pretendes poner un precio bajo a tus servicios de masaje para ser competitiv@, tienes que entender que la guerra de precios es una guerra perdida ya que siempre habrá alguien que cobre menos que tú.

Cobrar menos que la media puede ser útil en casos muy excepcionales, como cuando recién estás empezando a dar masajes profesionales, y solo para un grupo específico de personas por un espacio específico de tiempo.

Como estrategia a largo plazo es devastadora.

Cuando cobras poco, tienes que dar muchos masajes para hacer una diferencia significativa en tu economía.

Y por lo tanto, no solo te cuesta vivir, también cuesta mantener los gastos del negocio, y ni hablar de continuar con tu educación para seguir avanzando.

Cobrando barato por tus sesiones de masaje solo consigues agotarte física, mental y emocionalmente.

Cobrando poco verás que es extremadamente difícil ganar los suficiente para vivir de manera decente, y además atraes un tipo de público que no te conviene.

Masajes baratos = clientes baratos

Otra consecuencia de cobrar muy poco por tus masajes es la calidad de gente que vendrá.

En general, las personas que van a hacerse un masaje barato, no vienen por ti, sino por el precio que ofreces.

Eso significa que en el momento que descubren a otro masajista que tenga precios más bajos, se irán sin pensárselo dos veces.

Son lo que yo llamo "busca-chollos", personas que solo están interesadas en las ofertas, en gastar menos sin importar la calidad de lo que reciben.

Créeme, este tipo de clientes no te conviene, además de que no suelen ser fieles, en general son los que más se quejan y dan más problemas.

El increíble efecto del precio en la salud del que recibe

Podemos encontrar un ejemplo de esto en el fantástico libro "Predictably irrational", de Dan Arieli, un académico experto en "behavioral economics" (economía conductual, una rama de la economía que estudia la conducta de las personas frente a los procesos de compra).

Allí habla de una buena cantidad de experimentos científicos entre los que se encuentra el siguiente:

Reunieron a dos grupos de personas, ambos con síntomas de dolor de cabeza.

Al grupo A le dieron una aspirina de 5 céntimos, y al grupo B le dieron una aspirina de 50 céntimos.

Al cabo de un rato fueron a ver qué había pasado con los dos grupos, y hallaron que había más casos de recuperación del dolor de cabeza en el grupo que había tomado la aspirina de 50 céntimos.

Pero lo más curioso de esto es que la aspirina de 5 y la de 50 céntimos eran la misma.

Cuando leí esto me resultó increíble y fascinante a la vez.

Este experimento nos está mostrando que lo que pasa por la mente del que recibe el tratamiento es crucial.

Si la persona tiene la percepción de que lo que está recibiendo tiene poco valor terapéutico, el tratamiento tendrá poca repercusión en su salud, mientras que si percibe que lo que ha recibido tiene mucho valor, el efecto en su salud será mayor.

El precio de tus masajes y el amor a ti mism@

Un elemento adicional para analizar aquí es la verdadera razón por la que cobras poco y las consecuencias que esto trae a tu trabajo y a tu vida.

Cobras poco porque...

-Quieres ser competitiv@. O tal vez no confías en que tu trabajo sea tan bueno como el de los demás. 

-Crees que el dinero es algo que corrompe, algo sucio, o algo que no mereces. Puede que esta creencia esté instalada bien en el fondo de tu subconsciente, pero afectará tu capacidad de tener la buena vida que mereces, con esta creencia siempre te resultará difícil cobrar más y ganar bien.

-Crees que no lo haces mejor que el resto. Aquí hay que trabajar para ver qué es lo que te hace diferente, puede que te sirva adquirir nuevas habilidades para que puedas combinarlas y crear un método propio. También quiero que tengas esto en cuenta, no hay dudas en que es bueno seguir formándose, pero aunque solo trabajes con una técnica, solamente tú darás el masaje que puedes dar tú, porque nadie más tendrá tu energía. Convéncete de que cuando vendes un masaje, estás ofreciendo tu energía, un pedacito de ti que es único. Eso sí, puedes ser muy buen@ trabajando solo con una técnica, pero te recomiendo que te asegures de tener muchas horas de práctica, solo así tendrás la confianza necesaria para trabajar de forma profesional.

-Te falta amor propio. Muchas veces el hecho de cobrar poco es reflejo de lo poco que te valoras. Si no te quieres lo suficiente no podrás ponerle un precio aceptable a tus servicios porque en el fondo no crees que lo vales. Como digo en mis libros, tu autoestima afecta lo que cobras, y lo que cobras afecta tu trabajo y tu vida.

Conclusión

Lo que te estoy proponiendo no es que subas los precios sin más, sino que  evalúes bien el valor que estás ofreciendo al mundo.

Tal vez te convenga practicar más, dedicar más tiempo a pulir tu arte para tener más habilidad y confianza.

Tal vez necesites seguir desarrollando tus habilidades con nuevos cursos para que puedas diferenciarte.

Tal vez necesitas trabajar más en darte a conocer, para que la gente reconozca que eres un/a expert@.

Lo que te propongo es que, primero que nada, no regales tus masajes, a ti te ha costado sacrificio en forma de tiempo y recursos, nadie lo valorará a menos que lo valores tú.

¡Quiérete un poco más! Si cada vez que practicas ves que la persona sale sonriendo y con cara relajada, es que estás haciendo un buen trabajo, ¡y si haces un buen trabajo mereces una buena retribución! Quiérete más, valórate más.

Ten en cuenta que no les estás haciendo un favor a la gente cobrando de menos, si cobras más, tus terapias tendrán un mayor alcance terapéutico porque en la mente de las personas estará la idea de que están recibiendo un tratamiento mejor.

Si cobras más, tendrás más recursos para mejorar tu trabajo, ya sea invertir en reformas para la sala, mejor calidad de insumos (aceites, toallas, etc.), y cursos de formación para ti.

Y sobre todo, podrás ganarte bien la vida honradamente, porque te lo mereces, porque has ido para adelante en la hermosa vocación de brindar salud a tus hermanos y al planeta.


Muy bien, espero que estas reflexiones te hayan resultado interesantes y que te hayan dejado pensando, y ojalá te lleven a realizar algunos cambios para mejor.

Puedes dejar tu opinión o experiencia más abajo en la sección de comentarios.


Gracias por estar allí, si quieres ayudarme puedes compartir este post en tus redes o enviárselo a alguien que creas que le podría ayudar.

También te invito a pasar a ver mis libros, cursos online y el curso presencial de thai terapéutico, o simplemente escribirme para consultar lo que quieras.

About the Author

Terapeuta y Maestro de Masaje Tradicional Tailandés. Director de Shivathai.

Leave a Reply 2 comments

Ana - 01/11/2019 Reply

Gracias! Siempre he sentido que tengo un problema con esto.

    César - 01/11/2019 Reply

    No eres la única Ana, gracias a ti por estar ahí :-).

Leave a Reply:







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¡Hola! ¿Alguna consulta?
Powered by